Perdido

20130327-234507.jpg

Atado al poste de Ulises escucha el susurro lascivo de sirenas varadas en rotondas de una ciudad de luz mortecina ,abandonada del neón que un día reinó en sus calles.
Suplica a los transeúntes que corten las ataduras de su artificial contención ,pero todos miran al suelo avergonzados de su estirpe.Aquí el pecado pasó de original a burda copia en burdeles de trastienda .Los arrepentidos leen pasajes de la Biblia en iglesias que son garages ,y los asesinos se fabrican en serie con moldes de videojuegos .
Niega su marca de Caín que es como negar a su padre y al padre de su padre y al viciado aire que respira.Vestido de blanco impoluto ,que sólo sirve para que lo señalen con el dedo,grita impotente palabras de cambio que se pierden entre el murmullo cobarde de arrodillados penitentes .
Amanece raro .
Despereza su postura fetal para nacer en vano en otro lugar.
Llueve raro .
Alas mojadas para un ángel perdido .

SERGIO LÓPEZ VIDAL

Anuncios

Cartelera

untitled

¡Lo has conseguido, viejo canalla, al final lo has conseguido! Siempre fuiste un tipo listo, más bien caradura a los ojos de los demás. Cuando la mayoría íbamos a la era en burra, tú ya andabas subido a lomos de una  “Gilera”.
Te llevaste a la Joaquina, y solterón me dejaste de ilusión y de mujer. Ademanes de actor te gastabas, con tu cuadrada mandíbula y tu caminar firme, o te quitas o te aparto. En la antigua cartelera del antiguo cine, leo tu esquela  y  veo tu nombre entre estrellas ¡Artista hasta el final!

Sergio López Vidal

Fotografía:Paulino Aliseda

Nudos

20130316-110544.jpg

Como entonces ,hoy también es un día de octubre,ese mes que envidia al estío que a fuerza de luz siempre quiere ser eterno,en el que aquel niño cambió el corto por el largo,aunque mamá tuviese que meter los bajos.Como entonces ,hoy es hora de despedida,adiós al infantil sueño que inmuniza todas la tragedias.Es la hora de atarse los cordones de los zapatos.
Recuerda las instrucciones de una madre orgullosa: “Tranquilo ,al final lo conseguiras , es muy fácil ,primero cruza los cordones y aprieta,luego haz un lazo con la mano derecha,sujetalo con tu dedos,haz otro lazo con tu mano izquierda y pasalo por el hueco entre el primer lazo y tus dedos,estira …..¡eso es! Los has conseguido.Ya tienes las orejitas de ratón en tus zapatos”.

Como entonces,mamá estaría contenta de su destreza con los cordones.

Perfectamente anudados a su cuello .

Sergio López Vidal

Alma mater

Alma mater

Su huesuda mano asía la taza de café como soportando un esfuerzo mayor, pero con firmeza de pulso hasta alcanzar un pequeño sorbo y volver a dejar caer la porcelana en el platillo, cuyo campanilleo me saco de mi ensimismamiento mirando su arrugado rostro en aquella tapizada habitación detenida en el tiempo hace varias décadas.
-Joven, ¿por qué quiere hablar de los años olvidados?-Sus almendrados ojos parecían desafiar mi osadía al haber invadido su retiro.-Los recuerdos en sepia casi siempre son tristes. Y mi memoria es un pergamino sellado con el cuño de una selectiva amnesia.
Mi reticencia a realizar aquel reportaje en tan apartado lugar se confirmaba ante la actitud de aquella anciana, que parecía contar cada terrón de azúcar con el que yo intentaba suavizar el fuerte y amargo café servido en aquellas tazas de museo. Pero tampoco quería formar parte del próximo ERE del periódico.
-Quizás por ello mismo, para que no se borren de nuestra memoria colectiva. Y usted es ya de los pocos testimonios vivos sobre aquel tiempo.
-¡Memoria colectiva!, no te llenes la boca de frases hechas, muchacho. Las tragedias y el dolor siempre son personales, sólo el remordimiento alcanza a toda una sociedad.-Me interrumpió la venerable Dolores Burdalo, sin darme tiempo siquiera a poner el rec en mi grabadora.
Apuré el café demostrando mi determinación, y me armé de valentía para hacer la pregunta para la cual había viajado hasta allí:
-Señora Dolores, ¿por qué decidió parir a sus hijos y poner en juego sus vidas?
-El milagro del amor -, me respondió con unos acuosos ojos, y sin embargo ,luminosos y rebeldes de la última parturienta de la Tierra.
Apagué mi grabadora. Y deseé nacer de sus entrañas. Yo, el milagro de la técnica.

Sergio López Vidal

Hombre

Hombre

Hunde su puño en la arena bañada buscando en vano la antípoda de su soledad,pero de su chocolatada mano sólo obtiene presagios de incómodos silencios y repetidos lamentos .Sin otros labios que pronuncien su nombre decide bautizarse Hombre ,para no convertirse en una bestia que se alimenta de crudo ,ajada de salitre y sol,superviviente con escamas de pez en las comisuras de su boca y seca sangre en el pecho.Vigía de la claustrofóbica mar oceana,que alambra el terruño sobre el que flota,reprocha al dios de la tierra firme su abandono .Ya sólo cree en él:me llamo Hombre.

Sergio Lòpez