Las cuentas del sepulturero

Las cuentas del sepulturero

Acostumbra a caminar entre cipreses ,junto al verde de la piedra que parece alimentarse de nuestro último sudor,y al beteado mármol predominante.Siente envidia de aquéllos cuya trayectoria vital cruza de un siglo a otro ,como si este hecho diese a la existencia un valor añadido.Los imagina vestidos de época,refinados y cultos,barnizados de ilustración .Viajeros del tiempo.Su billete ,en cambio fue expedido en los tempraneros años del siglo.Suma imposible .

“1871-1939″.Inicio y fin.Vida y muerte.Resta.Sustrayendo cruel.
Mil operaciones se agolpan en su cabeza.Destreza del vivo.Curiosidad del mortal.Conoce la irremediable media aritmética del duelo.

Tabica el último nicho y sobre el cemento aún fresco, con su dedo marca las iniciales del finado :”J.G.L. 1915-1933”.

Resta .

“Morir no es una ciencia exacta”,piensa mientras baja de la escalera.

Sergio López Vidal

Anuncios

2 pensamientos en “Las cuentas del sepulturero

  1. Me gustó mucho este cuento. Me hizo reflexionar aceca de la probabilidad que exista en la realidad este personaje. Pienso en la liberación que significa la eternidad cuando dejamos las tramas temporales, calculadas y efímeras. Me pasa al escuchar que en ciertos momentos, alguien dice, por ejmplo, a 20 años de su muerte. ¿Qué necesidad hay del cálculo? la muerte rompe vínculos y la eternidad rompe el tiempo. Hacia allí vamos despojados de temporalidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s