Crisálida

Crisálida

Petrificados los pasos en un sueño de huida, la muchedumbre paralela en negro frente a luz de tu marfil mirada. Avanzo lento, con la esperanza de no romper tu crisálida abandonada. Porque ya sólo vivo de tus recuerdos, y me conformo con el eco de tu sonrisa y el negativo de tus ojos. En la marea anónima de grises abrigos busco tus gaseosos volantes para volar al ayer desde este nebuloso hoy.

Sergio López Vidal
Fotografía:Roberto Almansa Vives

Anuncios

Ajuar

image

Tersas las sábanas de ajuar en aparadores de salón. Iniciales de futura desposada en toallas de lamentos  postreros.Vestir santos y desvestir  amores imposibles,Carmela  baila sola el cortejo inventado.Ácaros del olvido carcomen y encartonan los  ya amarillentos   esponsales lienzos de una flor marchita.La realidad huele a alcanfor  de viejo arcón, y Carmela desgarra el lino para curar sus heridas.En la fragua del orgullo graba  las letras del despertar:YO.Y cose los pañuelos del desengaño,para siempre.

Sergio Lòpez Vidal

Cristalizados recuerdos.

image

Elegante se eleva el flamenco sobre las rosáceas aguas de la laguna, con una última danza al sol de poniente. Reverbera la mineral espuma,esmaltando el destino de civilizaciones,el salario de los hombres de aquí, y el de los que han de venir. Porque eterno es el fruto del amor de aguas robadas al mar y fecundadores soles.Cristalizando en su interior la esencia de una tierra que regala,y que se resiste a ser infértil.Mi tierra y la de mis mayores.La sal de nuestra vida, glaucas montañas esculpidas por hombres recordados, ya casi todos, en sepia.Salineros.
Papá, cuéntame la historia de las barcazas de sal, de esas aves zancudas,y del abuelo,-reclama un niño de ojos despiertos-.Su padre mordisquea un modesto tomate nevado de sal,de su sal.Y cierra los ojos.

Sergio López Vidal.

ERRATICA

20140315-011212.jpg

La rueda de la fortuna gira a ritmo de hámster ,el éxito describe siempre el mismo diámetro hacia el descontento inicial,y Julia se toma la revancha cada mañana tachando el horóscopo de ayer.El poso del café sólo le advierte del exceso de azúcar,y de su odio a esos edulcorantes que nunca se dan por aludidos.Abre los ventanales de par en par porque el aire viaja paralelo a respiraciones contraídas de quienes esperan un golpe de suerte para cambiar las riendas de una vida en dique seco.Es hora de gritar en primera persona,bifurcar los concéntricos laberintos en caminos imprevisibles.Julia ya prefiere equivocarse que esperar.Errática Julia.Libre por fin.

Sergio López Vidal