LA MAYORIA

vacuna

Hoy es un día grande, la he alcanzado por fin. Atrás dejo un tiempo que según los expertos, es el más resbaladizo, cuando más cambios, mutaciones se producen en nosotros. Una etapa más febril de lo habitual, de largas estancias en habitaciones aislados del resto, de quiméricos remedios, de testigos clínex, que delatan fluidos que manan viscosos. Dejamos un estadio infantil para adentrarnos en el mundo adulto, de pañuelos de seda bordados con nuestras iniciales.

Hoy es un día grande, hoy vibro con la decimoctava cepa de la gripe, que vuelve a adueñarse de mi adolecido cuerpo, como cada año. Ya soy libre para decidir: vacuna sí, vacuna no.

 

Sergio López Vidal(c)

ROMANICO

la-grieta

El concejo vecinal se había reunido con urgencia de andamio y puntal. La decisión que adoptaran los próceres de la aldea: Quintano, afilador de profesión y meteorólogo por afición, y Aquiles, poeta culterano, pero sin talón y pobre de solemnidad, sería crucial para el devenir de la comunidad. El primero, partidario de un tratamiento quirúrgico, porque siempre es mejor una honrada cicatriz, pátina de solera inmemorial, que una indigna úlcera, que afea postales y quita subvenciones. Aquiles, escucha al afilador, mientras mira al cielo, que huele a tormenta, a diluvio universal. La imperfección es bella adornada de cánones ideales .El poeta, adjunta un proyecto de líneas geométricas, que enmarquen la herida, y la eleven a categoría de arte contemporáneo, que está en auge y te colocan en el mapa de la modernidad. Se afilan navajas, cuchillos; se riman líneas paralelas y ángulos rectos. La tormenta ya está aquí. Y el agua comienza a sudar en la grieta del campanario románico.

Sergio López Vidal (c)