ASUNTOS PENDIENTES

Luisa suda  los asuntos pendientes por los poros de la traicionera prisa mientras sube la cuesta camino a casa por recomendación médica. Resopla los innecesarios sacrificios pendiente arriba, y descarrila la carga superflua de tener un poco de cartucheras. Y recarga cartuchos de sal para el ínclito doctor. Le arden tanto los lóbulos de sus orejas, que se arranca desesperada, los pendientes de aquel novio traidor. Cartuchos de plomo.Vuelve a tomar aire mientras otea lo recorrido, y la vida pendiente por vivir de una vez.Independiente Luisa.

Sergio López Vidal(c)

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s